Facebook y el desencanto de menores

Una de las razones en que la red social recibe menos comentarios y participación se inscribe en el siguiente análisis: Facebook le hace la vida difícil a los más jóvenes.

Pues parece que la infancia, la adolescencia y la juventud, tienen todo a contramano, sus padres, sus inmediatos mayores. Luego vendrá que el encanto de ésta red parece haberse perdido.
Pues parece que la infancia, la adolescencia y la juventud, tienen todo a contramano, sus padres, sus inmediatos mayores. Luego vendrá que el encanto de ésta red parece haberse perdido.



Los contrastes de Facebook como red social son ilimitados:
La experiencia dice que cada vez se hace más popular y llega a más gente adulta e incluso a ancianos.

Ahora los padres pueden mirar a sus hijos y algunos de ellos se sienten atacados en su faceta de tiempo y por tanto, unos cuántos decidieron sacar a sus padres o crear perfiles apócrifos -a fin de salvaguardar su forma de relacionarse privadamente con sus pares-.

La gente no habla de su vida personal y hasta se compara a Facebook como un gran vecindario. Es decir uno de esos barrios donde todo se sabe y lo que no se pregunta, por tanto es que muchas veces al no encontrarse respuestas se hacen elucubraciones impertinentes y se dan por sentadas las mismas.

En la completud de los contrastes Facebook está mejor que nunca en materia de negocios. La necesidad de ir en busca de mercados nuevos, abre nuevos horizontes y que ahora se piensa, también ese dinero se repartirá.

Todos sabemos que el poder adquisitivo del menor es inexistente y entonces el viraje está "sus padres" los dueños reales de las plusvalía meritoria. Quienes a sus pequeños emprendimientos y objetivos de negocios pueden encausar.

Los menores no influyen en las opiniones serias ni interesan a finalidades de crecimiento, mucho menos intervienen en cuestiones políticas, sociales y culturales. Lo único que recomendaría a sus padres es no echar tantos vistazos a perfiles de sus hijos, solo lo necesario para no rayar el límite de lo legal.

Los mayores hacen falta y los más chicos son la sinergia que Facebook necesita.
Con la tecnología de Blogger.