Header Ads

SEMrush: analiza a tu competencia con Semrush, empieza gratis a aplicar el SEO para tu blog.

Empresa .com y startup

La diferencia puede llegar a ser delgada, según como puedas observarla. La empresa .com es la que a partir de un sitio blog establece sus  bases para las ganancias. En la startup, se trata de un producto que se ofrece desde el ámbito tecnológico -la web-.


 El producto de la startup radica más en un principio de venta del mismo, ejecutado en la tecnología y pude servir de apoyo a un servicio más que serlo. Un servicio SEO, es simplemente eso, un servicio 
-complementario para un blog o ser ofrecido a otros del rubro-.

 La empresa punto com puede ofrecer servicios y productos, algunos quizá, podrían ser productos de desarrolladores. Por lo cual estaríamos frente a una startup, si el caso fuera el citado -si ofreciera productos de un emprendedor tecnológico-.

 Existen grandes empresas .com, blogs que en sus inicios pudieron simplemente dedicarse a una redacción de una temática de nicho o micro-nicho que pareció rentable para su sector y posteriormente esas ganancias de programas publicitarios o de afiliados, empezaron a  avanzar ganancialmente.  Para crecer ganacialmente debieron practicar todas las estrategias Seo básicas que implica buscar palabras claves, instalarlas, combinarlas de forma lógica y exponer con claridad al público su propuesta de sector. Pero eso no es todo, puesto que debieron hacer grandes esfuerzos durante meses para realizar un buen social media con una estrategia de marketing para llegar a ese público específico.

La startup debió tener una estrategia similar a la de la empresa punto com, que abarcó casi los mismos elementos y mucho más fácil si éste desarrollo se encuadra dentro de un blog, se da mejor, no sin sacrificios claro y buen tino. Aunque igualmente deberá un tiempo de espera tener para ver sus frutos en la web y conseguir ese público objetivo que se anhela en ésta gran pretensión de ser una compañía pujante. Lo complicado de la startup es tener que salir a concretar los tratos uno mismo. Aunque la ventaja en materia monetaria será superior a la de una empresa .com. Claro está: los negocios en internet “no tienen límites” los límites son impuestos por las poblaciones que se resisten a ver internet como la herramienta que podría facilitarnos la vida en muchos aspectos. Y una empresa .com posiblemente resuelva las cosas que otros no lo hacen, una startup puede servir para tu teléfono o ser una plataforma cómoda para acceder también a información, pero por la cual deberás pagar por ella. En la empresa .com el pago es indirecto; dado que en ésta última y cuando decimos que un blog se rentabiliza es porque leyendo un artículo estarás, sin darte cuenta solventando el trabajo del editor o redactor de la web, cuado miras un cartel de un producto que se te ofrece como lector y tienes curiosidad -por caso una agencia de viajes o un restaurante- y consumes ese  servicio, por lo que si tomas esa acción, el redactor se verá beneficiado por esa operación que tú has realizado.

Las empresas .com tienen diversas gamas de cómo producir ganancias, una de ellas es por medio de la publicidad on line de algún sistema comprobado como Google Adsense, algún sistema de afiliados que le sirva a su sector. Otra manera, cosa demasiado improbable es llegar por medio de una propuesta publicitaria propia del blog y por último quizá ofreciendo un artículo determinado o servicio.


En cambio la startup está sujeta a las tendencias de la moda, o si el producto sirve o no sirve a se público. En cuestiones de ventajas más que nada se refiere a marketing puro instalar ese producto o no. Tal vez también para el emprendedor conviene conseguir un buen inversor y ese producto deberá ir tras su mejor desarrollo y una venta masiva del mismo, y a la etapa del marketing agresivo y a lo grande.
La startup debió tener una estrategia similar a la de la empresa punto com, que abarcó casi los mismos elementos y mucho más fácil si éste desarrollo se encuadra dentro de un blog, se da mejor, no sin sacrificios claro y buen tino

Para cerrar el artículo propuesto diré que no debamos confundir la empresa .com de nuestro tiempo con la anterior, aquella que por irrealista superaba los límites de un portal -tal así pasó con Yahoo- y entró en crisis por la baja probabilidad de retornar el dinero a los inversores en ganancias en el tiempo esperado. Las anteriores empresas .com quebraron como mercado a finales de la década del 90' y principio de los dos mil, dada su baja probabilidad en el mercado de producir dividendos aunque sus proyecciones habían crecido -por eso es que se le llama burbuja económica-. Las oportunidades de hoy están en generar importantes artículos, tener muchos lectores, producir mucho contenido multimedia, y algún servicio que combine la capacidad de generar cosas propias con los modelos publicitarios de los cuales un blogger será su receptor en esas ganancias. Hoy las cosas cambiaron. Es mucho mejor abocarse al modelo y estrategia propias, usando la publicidad externa, que creer en quimeras. Aunque tarde mucho..."pero es mejor".
Con la tecnología de Blogger.